lunes, 25 de junio de 2012

Fotos para cambiar el mundo


La fotografía, como ya sabemos, es un medio que puede ser utilizado para transmitir y compartir ideas y sentimientos desde muchas perspectivas diferentes.

Parte de la potencia comunicativa del medio fotográfico viene determinada por una de las características que la definen como tal, como fotografía. Esta no es más que el hecho de que para que algo se llame fotografía lo que es registrado, por lo menos en una fracción de segundo, ha existido. Este pequeño detalle deja una huella en nuestro subconsciente colectivo que nos dice que todo lo representado en una fotografía ha existido -eso no quiere decir que lo representado sea verdad-.

Además, esa representación tan directa de la realidad suele provocar un segundo efecto en las personas, de tal manera que inevitablemente acabamos proyectando nuestras propias experiencias, nuestras vivencias, sobre lo que vemos en esas fotografías, y así matizamos su significado evocando nuestro interior.


Esta doble vertiente, que un espectador/a experimenta de forma totalmente automática cuando observa una fotografía, puede ser utilizada y dirigida para comunicar con precisión mensajes que calen dentro.

Y esto es lo que, con humildad y buen gusto, intenta hacer Jesús Menéndez Pabón. Él intenta transmitir los valores vitales que experimentó durante tres años, mientras recorría la India y desarrollaba su trabajo fotográfico. Para él, cada fotografía que tomaba significaba un contacto directo con los personajes que aparecen en sus imágenes. La mayoría de estas personas viven, o sobre viven, en los barrios y poblados más necesitados, pero mantienen una riqueza natural de humanismo, de simplicidad, de generosidad, que Jesús tomó como suya, y ahora comparte con nosotros.

Para poder transmitir esos mensajes, tan importantes en estos momentos en nuestra sociedad, se optó por realizar una exposición sobre una pequeña selección de las fotografías que forman el conjunto del trabajo de Jesús. Las fotos tenían que ser de gran formato para que el espectador se internara en las imágenes, para que se pudiera sentir el abrazo de las personas retratadas.

En esta parte del proyecto es donde ha participado Clorofila Digital produciendo las copias fotográficas para la exposición. Para ello se decidió generar copias de impresión directa sobre Dibond. De esta manera, se han podido crear fotografías de fácil manipulación y peso reducido, a pesar de su tamaño.
Varias de las fotografías se han impreso a doble cara para ser colocadas en un pedestal, esta forma de presentación permite crear pasillos visuales que facilitan el recorrido. También se han impreso algunas fotos sobre soporte textil con tintas de sublimación. Este tipo de copias permite colocar las fotografías de una manera muy simple con cinchas sujetas a la pared o el techo, y por su puesto resulta muy sencillo su transporte y almacenamiento, pese a sus grandes dimensiones.



Junto a las fotografías se han colocado cartelas explicativas con las que se aportan pinceladas de las realidades que rodearon a cada una de las fotografías. En estas cartelas se han incluido códigos QR que conectan, a través del teléfono móvil, con la voz del autor explicando todo el contexto que él experimentó mientras realizaba la fotografía.

Tanto el texto de las cartelas como la voz, son los puntos de apoyo para transmitir ideas y reflexiones comunes a todas las sociedades humanas, pero que tal vez en occidente hemos olvidado, y que se hacen mucho más patentes en contraste con la realidad tan dura y difícil de muchas comunidades de India.



En esta matización de las fotografías a través de las palabras se apoya el mensaje. Un mensaje tan sencillo que parece inalcanzable, cambiar el mundo. Con esta exposición Jesús comparte con nosotros su sueño y nos invita a soñar con él.

Además, se han generado una serie de recursos a través de Internet que podéis consultar, sobre todo para aquellos de vosotros que no podáis venir a Madrid para ver la exposición. Aquí os dejo el enlace a la web y a un par de vídeos. 









No hay comentarios:

Publicar un comentario