martes, 5 de junio de 2012

Usos y costumbres.


La producción de imágenes se ha realizado siempre en función de las aplicaciones o usos de su poder comunicativo. A este respecto, es interesante recordar cómo en determinados momentos de la historia las imágenes fueron utilizadas para educar, por ejemplo los frescos en las iglesias románicas tenían la función de comunicar la doctrina de la Iglesia.

Ya más recientemente, resulta muy curioso comprobar que los primeros usos generalizados de las fotografías tras su invención, fueron para la documentación policial y para la creación de imágenes eróticas.

Por supuesto, la ciencia encontró un apoyo muy grande en la fotografía y su aplicación y uso para documentar todo hecho científico ha sido una constante desde su invención.

Fotomontaje con 17 fotografías de Rejlander, circa de 1870

Siguiendo el curso de los años, la fotografía en el mundo del arte tuvo dos vertientes, primero fue utilizada por los pintores como apoyo a sus creaciones –muy interesante es el camino de ida y vuelta que tiene el medio fotográfico en la obra de Degas-, y posteriormente, cuando las vanguardias del arte comenzaron a influir en la sociedad, la fotografía artística, apoyada en las evoluciones tecnológicas de los procesos “sin plata”, tomó un camino propio con la corriente pictorialista –del ingles picture (imagen)-.

Fotografía de estilo neopictorialista, 1992.

El comienzo del siglo XX, gracias a la simplificación técnica que supuso la idea de Kodak “you press the botton, we do the rest” (usted aprieta el botón, nosotros hacemos el resto), la generación del uso de la fotografía amateur fue notable, y este hecho ofreció la posibilidad a los fotógrafos profesionales a mirar hacia su entrono más directo con una visión personal, como el trabajo de Atget.
Entrado el siglo, con las convulsiones sociales y tras la influencia de la gran guerra se comenzó a experimentar con el documentalismo fotográfico, herencia de la búsqueda de un lenguaje visual propio del medio, y que de la mano de fotógrafos como Doisneau y Cartier Bresson, nos llevaron de ese documentalismo social al más puro fotoperiodismo.

El cambio de formato en las cámaras fotográficas, haciéndolas más pequeñas y manejables permitió que estás pudieran ser utilizadas con una rapidez y agilidad insospechadas hasta la fecha. Este hecho amplió las capacidades de captación de la realidad, y compaginar una fotografía de alta calidad y complejidad técnica como la fotografía de moda de los años 50 y 60, que mayormente era divulgada por medios fotomecánicos impresa en revistas, con una fotografía ágil y rápida, sin tanto tecnicismo ni calidad de imagen pero con mucho impacto social como la fotografía de guerra en los conflictos bélicos de la segunda mitad del siglo.

Sección de una hoja de contactos de Paul Trevor, 1970´s.


En los años 70 y 80, el uso de imágenes en todos los medios de comunicación y el bombardeo visual al que se ha sometido a la sociedad desde entonces llevó a una serie de artistas a replantearse los conceptos e inventarse nuevas formas de expresión como el Pop art, con Andy Warhol como exponente en el mundo del uso de la imagen al servicio del arte.

Dando un gran salto, llegamos a la actualidad, en la que la imagen es la gran protagonista de la comunicación. Se fotografía todo, usamos las imágenes para comunicar todo lo que hacemos a través de las redes sociales. La industria de la comunicación visual se ha encargado de introducir una cámara, o dos, en cada casa, en cada puesto de trabajo, incluso en muchas de nuestras calles y plazas.
Sin embargo, sigue existiendo cierto analfabetismo visual, nos conformamos en reconocer lo que vemos en las imágenes. La composición, el contraste, la nitidez, el tamaño, la textura, la presentación, el acabado, etc. Son elementos intrínsicos de las imágenes, sean fotografía o no.

Con este rápido resumen –en el que hemos tenido que dejar en el tintero muchos comentarios dignos de mención- queremos ilustrar los cambios en los usos y costumbres de las imágenes. Si algo tiene Clorofila Digital, es una gran experiencia en estos cambios, y trabajamos con la idea de transmitir todo nuestro entendimiento sobre el medio a todas aquellas personas interesadas en comprender mejor el mundo que les rodea, a todas aquellas personas interesadas en entender la imagen digital, a todas aquellas personas interesadas en conocer los nuevos usos y aplicaciones de las imágenes. En definitiva, queremos compartir nuestra vocación y conocimiento del medio a la sociedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario