miércoles, 29 de agosto de 2012

Printing Technologies. Tecnologías de impresión.


Hace poco más de un mes publicamos una entrada en blog que mostraba un esquema que explicaba los sistemas de impresión digital que utilizamos en nuestros laboratorios para dar las distintas formas físicas a los ficheros digitales de nuestros clientes.

Este esquema resulta muy cómodo para entender los productos que producimos en función de las tecnologías utilizadas y las particularidades que cada una aporta a los objetos que pueden producir.

En la mayoría de los casos somos capaces de interpretar el contenido de las imágenes y observar los matices cromáticos y tonales de una imagen impresa. Sin embargo, nos cuesta un poco más identificar las particularidades que aporta un tipo de objeto impreso.

Para intentar aclarar un poco estas apreciaciones voy ir explicando, en distintas entradas en el blog, las características que aportan las distintas tecnologías.

En el esquema que he comentado podemos ver una columna vertical a la izquierda que indica la clasificación que hemos hecho de las tecnologías.

La primera la llamamos FOTOGRAFÍA, y en ella incluimos todas las imágenes impresas con tecnología láser sobre papeles fotográficos convencionales de revelado químico en color, lo que en el mundo del arte se ha venido a llamar c-print.
La primera característica que define sus particularidades la podemos encontrar en la calidad de imagen que se puede producir con este sistema. Gracias a que los papeles son sensibles a la luz por medio de haluros de plata, se puede conseguir lo que llamamos tono continuo. Esto no es más que la capacidad que tiene un mismo haluro de ser afectado por distintos niveles de intensidad de luz, lo que produce partículas de plata (filamentos) con gradación continua que afectan al revelado de los tintes cromógenos produciendo una sensación de continuidad en la gradación tonal. Esta caracteristica es capad de producir imágenes de alta calidad fotográfica.

Detalle de impresión fotográfica capaz de producir  tono continuo.
La segunda abre la puerta a todas las tecnologías de inyección de tinta y la llamamos FINEART. Toda tecnología de inyección construye las imágenes mediante el deposito de micro puntos de tintas sobre un soporte. En este caso, la tinta utilizada es de altísima calidad y durabilidad, lo que ocurre es que los puntos siempre serán mayores que con la impresión fotográfica, y sobre todo tendrán una intensidad concreta, es imposible (tecnológicamente hablando) matizar la gradación de los puntos para formar imágenes de tono continuo. Sin embargo, las máquinas son capaces de producir puntos cada vez más pequeños. Este hecho, junto a que la mayoría de los papeles que se utilizan tienen cierta porosidad y las migro gotas se expanden dentro del soporte, la sensación que se consigue en la actualidad es de imágenes muy cercanas al “tono continuo”.

Impresión de micropuntos de tintas pigmentadas.
La tercera tecnología la identificamos con el nombre IMPRESIÓN DIRECTA. Cada vez es más utilizada y es una de las tecnologías sobre la que más investigación se está realizando por las grandes empresas de fabricación de maquinas de impresión digital.
En este caso lo prioritario es conseguir tintas con aglutinantes que sean capaz de fijar la imagen sobre cualquier superficie. Esto se consigue con la utilización de polímetros sintéticos que se endurecen (curten) con luz ultravioleta. Estas tintas necesitan agujas de inyección mayores para que cada gota se pueda depositar sobre el soporte, lo que provoca que los puntos se formen de mayor tamaño. En zonas de gran densidad, estos puntos no son apreciables, pero en zonas claras es posible que se vean a distancias muy cortas. De todas maneras, la ventaja de imprimir sobre cualquier soporte con muy buena calidad a distancias normales de observación es lo que está produciendo el éxito de esta tecnología.

Detalle de una impresión directa sobre Dibond.
La impresión TEXTIL, como bien indica su nombre, es la que se utiliza para producir imágenes sobre distintos tipos de telas. Para imprimir sobre tela podemos utilizar distintas tecnologías aunque en Clorofila Digital preferimos la impresión inkjet de tintas de sublimación. Esta forma de imprimir consigue que la imagen se forme dentro de las fibras del tejido lo que aporta estabilidad y durabilidad frente al uso y el labado. Al formarse la imagen dentro de la estructura de la tela, la textura de esta, según sea su urdimbre, se hace muy patente a distancias cortas. Este hecho también provoca que los puntos que forman la imagen desaparezcan por la expansión en el proceso de sublimación de la tinta, lo que aporta la sensación de tono continuo en contrapartida de una cierta perdida de sensación de nitidez.

Textura de una impresión textil para una caja de luz.
En el quinto apartado, IMPRESIÓN INDUSTRAL, incluimos la mayoría de sistemas de impresión de tintas solventes que se suelen aplicar para vinilos de uso general y para imágenes que van a sufrir condiciones climáticas cambiantes. Este tipo de tintas se caracterizan por tener una gran flexibilidad a la hora de aplicarse sobre los soportes, por eso se aplican sobre vinilos que luego van a ser manipulados y adaptados a superficies curvas como capós de coche. Además, su estabilidad es suficientemente buena como para soportar cualquier condición climática durante bastante tiempo. En cuanto a la calidad de imagen podemos decir que es buena, aunque los puntos suelen ser un poco mayores que con las inkjet de tintas pimentadas, y el sistema está preparado para apreciar la textura del soporte.

Impresión solvente sobre vinilo donde se aprecia la textura del soporte.
Por último, tenemos un apartado que llamamos OTROS, donde las variables son muy amplias. Como ejemplo podemos mencionar la impresión sobre cerámica. Esta tecnología está diseñada para imprimir a cierta distancia del soporte lo que facilita la impresión sobre superpies de todo tipo, sobre todo con rugosidades y texturas, además es capad de imprimir los bordes de las losas de cerámica dando una sensación de imagen completa. Utiliza tintas especiales para que las superficies puedan ser pisadas y limpiadas sin problemas. La calidad de la imagen que produce es buena, siempre teniendo en cuanta la influencia sobre la imagen de la textura del soporte, y que los puntos de impresión se expanden bastante durante el proceso.

Detalle de la impresión sobre cerámica texturizada.
He intentado resumir la primera parte del esquema de las tecnologías de impresión con las que trabajamos en Clorofila Digital. Poco a poco iré completando la información para aclarar conceptos de cada tecnología, y si a alguna persona de las que suele leer este blog os surge alguna duda, ya sabéis que estamos a vuestra disposición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario